Posts

Actualmente, los hombres residen en un ambiente extremadamente activo y vibrante. Sin lugar a dudas, es el primer instante en la historia de la humanidad en el que la rutina diaria tiene este tipo de impacto dañino en el bienestar real y espiritual de las personas. El grado de estrés que enfrentamos continuamente es de rápido crecimiento. La cantidad de tareas, dificultades, consistentemente aumenta, dejándonos demasiado temprano gris, calvos, cansados, dolidos de cabeza, etc.